Estas nuevas formas de encarar la transformación digital y lanzar al mercado nuevos productos digitales suelen desarrollarse mediante equipos multidisciplinares, donde la influencia del CFO es crítica. Los “pizza teams” –o equipos reducidos que podrían almorzar pidiendo un par de pizzas– son los encargados de liderar internamente proyectos de alto valor estratégico. En ellos, la figura del CFO es casi obligada, ya que no solo debe asegurar que el proyecto esté correctamente dimensionado y dentro de presupuesto; sino que también puede actuar como una fuente de valor a la hora de diseñar el modelo de negocio donde se van a asentar los nuevos productos y funcionalidades. Hablamos de activar nuevas vías de financiación, de orientar las inversiones o de explorar las posibilidades que permite la tecnología a la hora de diseñar nuevas fuentes de ingresos o reducción de costes…

Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica