Artículo

Carne: menos es más

Cerdo, ternera, cordero y pollo. Si no eres inglés, podríamos incluir el conejo (volveré mencionarlo más adelante). ¡Carne! Comemos más hoy en día de lo que se hacía en el pasado. Pero, ¿nos hemos parado a pensar como un filete de ternera, una chuleta de cordero o un pollo asado llegan a nuestro plato? La ganadería está cada vez más industrializada y su impacto en el cambio climático está siendo cuestionado.

Nos estamos volviendo más conscientes de la necesidad de adaptar nuestro comportamiento para reducir el impacto que tenemos en nuestro precioso planeta.

Aquí hay algunos datos estadísticos sorprendentes:

¡La producción de carne mundial es más responsable de que haya más emisión que todas las formas de transporte juntas! ¡Aviones, trenes, coches, camiones, el lote completo!

¡Este es un trabajo sediento! Requiere más de 15.000 litros de agua para producir un kilo de carne de vacuno. Esto es más de tres veces un kilo de pollo, y sorprendentemente 50 veces más de patatas.

Por lo tanto, ¿qué tipo de carne crees que tiene más impacto en el medio ambiente? No es sorprendente decir que la carne de vacuno es la que más impacto produce. Esto coloca a la carne de cordero en segunda posición, la carne de cerdo en tercera y finalmente la de pollo en cuarta posición. Pero, ¿sabías que el conejo es la carne que menos impacto produce sobre el medio ambiente?  Increíble ¿verdad? Mantén ese conejito en el horno con la conciencia bien tranquila!!! ¡Te dije que volvería a hablar del conejo!

Bien, por lo tanto todos sabemos que deberíamos comer menos carne, especialmente carne roja. Pero ¿Cómo podemos conseguir disminuir realmente nuestro consumo de carne si está tan buena? Sería una locura pedirte que seas vegetariano pero ¿Qué te parece ser vegetariano un día a la semana y guardar tu plato favorito de carne para el fin de semana o para ocasiones especiales?

Limitando nuestra consumición de carne a los fines de semana, automáticamente lo reduciríamos a un 70%. Estaríamos aportando nuestro granito de arena al medio ambiente, probablemente estaríamos alimentándonos de una manera más saludable e incluso perderíamos un poco de peso. ¿No es lo que queremos?

Si crees que es mucho pedir, entonces ¡come más conejo y menos carne de vacuno! Hay muchas maneras de cocinarlo!

Redacción APD
Toda la actualidad de la Comunidad Global de Directivos en un nuevo canal de contenidos digitales.
Comentarios

Añade tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por tu participación
Comparte el manifiesto y contribuye a impulsar la innovación entre empresas, organizaciones y directivos.
Ahora estás visualizando el contenido de APD zona centro.
Si lo deseas puedes acceder a los contenidos adaptados a tu zona geográfica